> Museo de la Diáspora Rusa«Casa Blanca»Музей Русской Диаспоры «Белый Дом»

BIENVENIDOS a nuestra Casa-Museo en la Colonia Rusa San Javier (Uruguay)
Monumento Histórico Nacional desde el año 2011.

ДОБРО ПОЖАЛОВАТЬ в наш Дом-Музей в русской Колонии Сан-Хавьере (Уругвай)
Национальный Исторический Памятник из 2011 года.



Premiado por: Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay | Embajada de la Federación de Rusia en Uruguay.
Declarado de Interés por: Junta Departamental de Río Negro | Ministerio de Turismo y Deportes.


viernes, 31 de mayo de 2024

HOY 31 DE MAYO, DÍA DE LA LIBERTAD DE CULTO para la Comunidad Rusa “Nuevo Israel”

HOY 31 DE MAYO, DÍA DE LA LIBERTAD DE CULTO para la Comunidad Rusa “Nuevo Israel” fundadora de la Colonia Rusa San Javier, se cumple un año desde que el funcionario público municipal encargado del Museo de los Inmigrantes, Leonardo Martínez Porro, en complicidad con el alcalde y concejales del Municipio de San Javier, sostienen contra mí y contra el Estado los delitos de calumnia, extorsión, difamación, injurias, abuso de funciones, conjunción del interés personal y público y omisión de denunciar delitos de su repartición, acusándome falsamente de “hurto” a nuestro templo Sabrania de Nuevo Israel, del cual soy legítimo, público y notorio miembro referente desde 2008, todo lo cual vengo exponiendo y demostrando públicamente en el correr de los pasados 12 meses.

Hoy hago pública también la nota que presenté al Director de Turismo de la Intendencia de Río Negro, Sr. José Luis Perazza, el pasado 16 de abril de 2024, poniéndolo en conocimiento de las maniobras y conductas delictivas de su subordinado y cómplices, a efectos de que el Gobierno Departamental dé inmediato cumplimiento a la Ley y no incurra en las omisiones prevista en la Ley Penal. Hasta hoy no recibí ninguna respuesta.

NGV

* * *

TEXTO DE LA NOTA


Montevideo, 16 de abril de 2024

Director de Turismo de la Intendencia de Río Negro
Sr. JOSÉ LUIS PERAZZA
De mi mayor consideración:

A los efectos de que la Dirección a su cargo dé inmediato cumplimiento a la Ley 17.060 sobre la conducta y corrupción de la Función Pública, a su decreto reglamentario 03/2003, y al Estatuo del Funcionario de la Intendencia de Río Negro, con cuya omisión se está incurriendo en el delito de omisión de los funcionarios públicos en proceder a denunciar los delitos de su repartición (artículo 177 del Código Penal, con circunstancias agravantes especiales y generales), y sin perjuicio de las acciones civiles y penales a que tengo derecho, cumplo en poner en su conocimiento las conductas delictivas que su subordinado el funcionario público municipal LEONARDO MARTÍNEZ PORRO, en complicidad con el alcalde y algunos concejales del Municipio de San Javier, sostienen contra mi persona desde el pasado 31 de mayo de 2023.

Por los hechos y motivos expuestos en los documentos que adjunto a la presente, los citados funcionarios públicos municipales, en represalia por una situación en la que quedaron expuestos públicamente, acordaron radicar, ratificar y mantener contra mi persona desde el 31 de mayo de 2023 hasta el presente, de forma calumniosa, extorsiva, maliciosa, temeraria, arbitraria, aflictiva, onerosa, dañosa, perjudicial y por lo tanto abusiva y delictiva, una denuncia penal por “hurto” de documentos en nuestro templo ruso Sabrania de Nuevo Israel en la Colonia Rusa San Javier, del cual soy referente público, notorio e indiscutido desde 2008; acusarme de efectuar un “atropello” contra nuestro templo; y promover una campaña pública de difamación -otra de tantas de las que sufro gratuitamente desde 2007- con colaboración de cómplices e infiltrados civiles, contra mi honor y contra mis 15 años de incansable labor honoraria, pública, continuada, reconocida e incontestable dentro del templo ruso Sabrania y fuera de él, para el rescate, defensa, estudio y difusión del patrimonio histórico y espiritual de la Colonia Rusa San Javier.

Concretamente, estos funcionarios públicos sostienen contra mí y contra el Estado desde el 31 de mayo de 2023 al menos las siguientes conductas delictivas continuadas:
1) CALUMNIAS (artículo 179 del Código Penal).
2) EXTORSIÓN (artículo 345 del Código Penal)
3) CONJUNCIÓN DEL INTERÉS PERSONAL Y DEL PÚBLICO (artículo 161 del Código Penal), con las circunstancias agravantes especiales (artículo 163-TER del Código Penal).
4) DIFAMACIÓN (artículos 333 y 336 inciso 2 del Código Penal).
5) INJURIAS (artículos 334 y 336 inciso 2 del Código Penal).
6) ABUSO INNOMINADO DE FUNCIONES (artículo 162 del Código Penal).
7) OMISIÓN DE LOS FUNCIONARIOS EN PROCEDER A DENUNCIAR LOS DELITOS DE SU REPARTICIÓN y su circunstancia agravante especial (artículo 177 del Código Penal).

Con las CIRCUNSTANCIAS AGRAVANTES DEL DELITO en general (artículo 47 del Código Penal, especialmente los numerales 1, 4, 5, 7, 8 y 9).

Además de violar la Ley 17.060 sobre la Conducta y Corrupción de la Función Pública y su decreto reglamentario 03/2003, especialmente sus artículos 7 (Divulgación necesaria y presunción de conocimiento), 9 inciso 2 (Interés Público), 12 inciso B (Conductas contrarias a la probidad), 13 (Buena fe y lealtad), 15 (Respeto), 16 (Imparcialidad), 17 (Implicancias), 18 (Transparencia y publicidad), 21 (Motivación de la decisión), 40 (Denuncia de irregularidades o de prácticas corruptas), 41 (Denuncia de delitos); y el Estatuto del Funcionario de la Intendencia de Río Negro, especialmente artículo 52 numeral c.

Adjunto a la presente los siguientes documentos, a fin de poner a Ud. en antecedentes de las reiteradas maniobras y acciones abusivas, calumniosas, hostigamientos, delitos y daños continuados que contra mi persona, mi propiedad, mi honor y mi trabajo en San Javier han emprendido desde 2007 en adelante el funcionario público municipal Leonardo Martínez Porro en complicidad y colaboración, por acción y por omisión, con otros funcionarios públicos municipales, policiales, cargos políticos y sujetos de distintos ámbitos, violadores contumaces de la Ley, con móviles personales, abuso de funciones, conflictos de intereses y ambiciones político-partidarias, y con el fin de cerrarme el paso en el templo Sabrania, rivalizar con mi proyecto de Museo y finalmente, hostigarme hasta hacerme desaparecer de la localidad de San Javier:

1) Solicitud de acceso a la información pública que presenté al Municipio de San Javier el 13/3/2024, donde expongo detalladamente los hechos y los fundamentos de derecho de la situación aludida (12 páginas).
2) Solicitud de acceso a la información pública que presenté a la Dirección de Recursos Humanos de la Intendencia de Río Negro el 27/9/2023, sobre los cargos de Subdirector de Turismo y de Encargado del Museo de los Inmigrantes en el Municipio de San Javier (3 páginas).
Ambas solicitudes no han sido respondidas.
3) Nota Nº 32/2008 de fecha 18/6/2008 que remití al entonces Director del Museo (Municipal) de la Revolución Industrial de Fray Bentos, Sr. René Boretto, en la cual expuse sobre la primera intentona del funcionario público municipal Leonardo Martínez Porro para injerir en la Sabrania con la evidente intención de cerrarme el paso en el templo y de rivalizar abusivamente con mi proyecto de Museo “Casa Blanca” desde su función pública en el Museo de los Inmigrantes. Remití esta nota en su momento por correo certificado con copia al entonces Intendente de Río Negro Dr. Omar Lafluf (3 páginas).

Por todo lo expuesto, PIDO se dé inmediato cumplimiento a la legislación citada, al tiempo que se retire la denuncia penal calumniosa, extorsiva y abusiva que desde el 31/5/2023 mantienen en mi contra el funcionario público municipal Leonardo Martínez Porro y demás funcionarios públicos municipales involucrados, y cesen sus demás conductas delictivas, sin perjuicio de los procedimientos disciplinarios y las acciones civiles y penales a que hubiere lugar.

Sin otro particular, saluda a Ud. atte.

Nicolás Golovchenko Villagrán



Nuestra Casa no recibe subvenciones del Estado, organismos públicos o privados, partidos políticos, empresas, asociaciones, iglesias ni particulares. Sus actividades, salvo que se indique expresamente lo contrario, se realizan mediante el patrimonio personal de su Fundador.
 
© 2024 Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca"
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.
 

jueves, 30 de mayo de 2024

Texto completo y sin censuras de la Nota N°32/2008 (18/6/2008)

Hago público el texto completo y sin censuras de la Nota N°32/2008 de fecha 18/6/2008 que remití al Director del Museo (Municipal) de la Revolución Industrial en Fray Bentos (departamento de Río Negro), Sr. René Boretto Ovalle, en la cual -ajustándome en todo lo posible a la verdad de los hechos- puntualizo y rectifico varias inexactitudes y tergiversaciones que el Sr. Boretto me expresó, a propósito del accionar del funcionario público municipal encargado del Museo de los Inmigrantes, LEONARDO MARTÍNEZ PORRO, que con abuso de funciones y conflicto de intereses había realizado recientemente la primera intentona de intervenir desde la Intendencia de Río Negro nuestro templo Sabrania en la Colonia Rusa San Javier, pretendiendo convertirlo en Museo de los Inmigrantes, con pretexto de una “idea” que desde hacía 14 años nunca nadie se había preocupado por poner en marcha.

La maniobra del funcionario público municipal LEONARDO MARTÍNEZ PORRO se produjo “casualmente” pocos días después de mi primera presentación en el templo (fines de 2007), y pocos días antes de la inauguración (17/5/2008) de mi proyecto de Museo en la histórica finca Casa Blanca de la Colonia Rusa San Javier, como lo expliqué anteayer por primera vez de forma pública en mi artículo titulado “SI LO LLEVARON DETENIDO, ALGO HABRÁ HECHO…”, después de 16 años guardando paciente y conciliador silencio sobre este tema.

Los hechos demostraron con claridad que la intentona del funcionario público municipal LEONARDO MARTÍNEZ PORRO buscaba gratuitamente cerrarme el paso en el templo ruso Sabrania de la Colonia Rusa San Javier y boicotear mi proyecto de Museo de la Diáspora Rusa “Casa Blanca”, con abuso de funciones y conjunción del interés personal y del público.

Remití en su momento esta nota por correo certificado con copia al entonces Intendente de Río Negro Dr. Omar Lafluf.

Nicolás Golovchenko Villagrán

* * *

TEXTO COMPLETO Y SIN CENSURAS


Nº 32/2008

Montevideo, 18/6/2008

Director del Museo de la Revolución Industrial
Sr. René Boretto
Estimado René:

Agradezco sus palabras por e-mail del 17 de junio, hora 15:03:43, y paso a hacerle las siguientes puntualizaciones:

1) En nuestra página de Internet tratamos el “tema Sabrania” de la manera lo más real y verdadera posible. No es nuestro proceder faltar a la verdad de los sucesos, y deploramos rotundamente el accionar de las personas que faltan a la verdad o que ocultan parte de ella. De ninguna manera aprobamos tales inmoralidades.

2) Su informe detallado sobre el “tema Sabrania” lamentablemente nunca me llegó (desconozco la fecha del mismo). No obstante, he estado siempre informado de lo medular del asunto, aunque no a través de canales oficiales. Ese informe que Ud. menciona es la única comunicación oficial que presuntamente se me dirigió sobre el tema, hasta que el Señor Intendente en persona habló conmigo el 17 de mayo pasado.

3) En conversación mantenida el 26 de enero de 2008 con la señora María Lordugin (una de las representantes de la Sabrania que Ud. menciona), ella me informó de su intención de abandonar su actividad en el Templo y de poner las llaves en manos de la Junta Local.

4) Cerca del 15 de febrero comenzó a correr el rumor en San Javier de que la Sabrania sería convertida en “museo del inmigrante” por parte de la Intendencia. i) Absolutamente ninguna de las personas que se acercaron a hablarme en aquél momento manifestó su aprobación a tal iniciativa; ii) la Edil local Andrea Erramuspe pidió informes sobre el museo en la Sabrania a la Junta Local en fecha 7 de marzo y 18 de abril (en esta oportunidad se elevó nota al Ejecutivo Departamental solicitando información correcta); iii) en la Junta Local se trató el tema en todas las reuniones subsiguientes; iv) la Edil departamental Gladys Fernández consultó sobre el tema directamente con el Señor Intendente, en reunión de Ediles en Fray Bentos; v) incluso el periodista Carlos Romay expresó su desacuerdo con el museo en la Sabrania en su programa de radio “El río corre”.

Todo esto a pesar de que Ud. dice que “nadie solicitó mayores informaciones y nadie se opuso a esta acción”. El desacuerdo contra el museo del inmigrante en la Sabrania era vox populi desde el principio, y lamento que tampoco esta parte de la verdad le haya sido informada a Ud. desde San Javier.

5) El día 24 de abril leí en la prensa (Diario “El País” de Montevideo) que “recién a partir del interés del periodista Leonardo Martínez (sic)” tomó fuerza el proyecto de convertir la Sabrania en museo. El señor Martínez es también funcionario de la Intendencia Municipal de Río Negro. La implicación del señor Martínez en este tema involucra necesariamente a la Intendencia. Cuando el señor Martínez actúa –especialmente en cuestiones culturales y de patrimonio histórico- invoca su carácter de funcionario público, y en definitiva, de representante del Órgano Municipal.

6) No dudamos de la muy buena disposición del Señor Intendente Municipal de Río Negro, Dr. Omar Lafluf, para zanjar este asunto de la Sabrania. Me quedó demostrada el día 17 de mayo, cuando en mi propia Casa el Señor Intendente habló conmigo. Sus palabras valieron para mí más que mil informes.

7) Empero, no es esta la primera vez que la Intendencia se ve embretada en situaciones poco felices con respecto al tema “museos” en San Javier, al menos desde que yo comencé con mi proyecto en la Casa Blanca. Ud. recordará que en enero de 2007 (a un mes escaso de iniciado mi proyecto de Museo), la Intendencia planeaba –con gran publicidad de parte de la radio local- la restauración del histórico edificio de la Cooperativa para la instalación de un museo. Pasadas unas semanas, la Intendencia “volvió atrás sus pasos” sobre el tema.

Ud. recordará también que el 18 de mayo de 2007 (pocos meses después de iniciado mi proyecto) Ud. en persona brindó la exposición “Recuperación de Documentación Histórica” en San Javier, en la que solicitó a la población (si mal no nos informaron) la entrega de documentos históricos rusos para la formación de un museo. También en esa ocasión la Intendencia “volvió atrás sus pasos” al poco tiempo.


Parecería como que el tema “museos” se estaba redescubriendo en San Javier, con tantos proyectos nuevos por todos lados. Celebro ese “redescubrimiento”; pero tengo mis reparos sobre la forma del mismo. Con todo respeto, creo que la causante de estas desafortunadas idas y venidas y malentendidos está enquistada en el pésimo asesoramiento que Ud. y las jerarquías de la Intendencia reciben desde San Javier en materia de patrimonio histórico y cultural.

8) Coincido con Ud. cuando dice que “poco agrega (…) el que se enfrenten los relativamente pocos actores” museísticos de San Javier. De mi parte, no se puede decir que yo haya buscado, provocado ni mantenido ningún tipo de enfrentamiento con ninguna persona o institución de ninguna especie, en lo que respecta a museos en San Javier. Por el contrario, desde el principio de mi proyecto me he mostrado abierto, respetuoso y tolerante hacia toda la comunidad –por y para la cual trabajo y me desvelo-, y hasta he guardado un prudente y discreto silencio ante las iniciativas oficiales mencionadas, y también ante otras acciones (no oficiales), inescrupulosas y provocativas –no documentadas pero que me constan plenamente-, dañosas contra mi proyecto y contra la imagen de mi persona.

Aclaro que no existen de mi parte ni los enfrentamientos ni los resquemores que Ud. teme, contra Ud. ni contra el Señor Intendente, a quienes no atribuyo ninguna intencionalidad contra mi proyecto en las situaciones citadas.

9) Lo dicho no obsta para que las acciones emprendidas –por vergonzosos que hubiesen podido ser sus resultados- sean asumidas con la responsabilidad que la nobleza obliga. Si esas acciones hubieren tenido consecuencias poco felices para sus promotores, creo que debió haberse medido sus consecuencias antes de realizarlas, y el posible perjuicio que con ellas se causare no sólo a sus actores sino también a terceros. Y por sobre todo, creo que debió evaluarse seriamente la validez, seriedad y responsabilidad de ciertas propuestas; la o las personas que están detrás de ellas; sus antecedentes e intereses reales, y el rédito o perjuicio de apoyarlas incondicionalmente.

10) Celebro su expresión de que el “Museo de los Inmigrantes” del Cine Pobieda continuará en marcha, como lo viene haciendo desde hace más de diez años. En ningún momento he sugerido, solicitado ni exigido que el mismo “desaparezca”, ni lo considero una “redundancia” ahora que existe el Museo Casa Blanca. Bastante estoy sufriendo en carne propia las mil dificultades de llevar adelante un museo en San Javier, como para tener ahora el capricho de querer eliminar el que ya existe.

No vine a San Javier con el afán de desplazar a nadie –por más de que algunas personas quieran decir lo contrario- ni me interesan en absoluto los mezquinos y pequeños protagonismos locales que con tanto celo se defienden.

11) En cuanto al concepto de “atropello” (o más exactamente “atentado”), debo decir que es el mismo que usaron los propios señores del Grupo Religioso, en su escrito de recolección de firmas, publicado por la prensa en su momento (“Zona Oeste”, 6 de mayo, página 6). De allí tomé el concepto, y a él me remito. Es a ellos a quienes debe Ud. observar el uso de esos términos. Si ellos así los emplearon, será porque así lo sintieron. No me corresponde a mí salir a aclarar términos ni a mejorar explicaciones sobre lo sucedido con la Sabrania. Yo sólo he sido un paciente espectador de todo. En todo caso, esa es tarea de los generadores de la situación –de una y de otra parte-, situación que ha quedado claramente expuesta ante toda la opinión pública.

No obstante, en el afán de no herir susceptibilidades, y accediendo a su pedido, eliminaremos la palabra de marras de nuestro sitio en Internet.

12) Personalmente, admiro y respeto su trabajo en pro de los Museos del Departamento. Por ello, como Director de un Museo dos veces premiado por el Ministerio de Educación y Cultura, como su par en el Órgano Coordinador de Museos del Ministerio, como descendiente de los Fundadores de San Javier, y como ser humano, cuente Ud. conmigo para la defensa del patrimonio histórico y cultural de San Javier.

El honor por la verdad que Ud. y yo defendemos me ha inspirado a hacer estas puntualizaciones, que hasta el momento no había tenido oportunidad de realizar.

Atentamente,

NICOLÁS GOLOVCHENKO VILLAGRÁN
DIRECTOR
Museo de la Diáspora Rusa « Casa Blanca »

 

 

 
ENTRADAS RELACIONADAS:
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Nuestra Casa no recibe subvenciones del Estado, organismos públicos o privados, partidos políticos, empresas, asociaciones, iglesias ni particulares. Sus actividades, salvo que se indique expresamente lo contrario, se realizan mediante el patrimonio personal de su Fundador.
 
© 2024 Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca"
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.
 

miércoles, 29 de mayo de 2024

"BUSCAN CONVERTIR CENTRO DE CULTO RUSO EN MUSEO" (29/4/2008)

Nota publicada en Diario "El País" el 24/4/2008 y en Semanario “Zona Oeste” el 29/4/2008, donde el funcionario público municipal Leonardo Martínez Porro expone su primera intentona de trasladar a la Sabrania el Museo de los Inmigrantes bajo su cargo.

Dice la nota: " Hace 14 años buscan que se instale allí [en la Sabrania] el museo del inmigrante, pero fue recién a partir del interés del periodista Leonardo Martínez, que el proyecto tomó fuerza. "

Lo que no aclaró este "periodista" es por qué motivo estaban suspendidas las reuniones en la Sabrania en aquel momento. Ni por qué de la noche a la mañana le vino el apuro por reflotar una "idea" que en 14 años nunca nadie se había preocupado por poner en marcha. Todo eso que Leonardo Martínez Porro omitió declarar a la prensa en aquel momento, yo lo expliqué ayer por primera vez de forma pública en mi artículo titulado “SI LO LLEVARON DETENIDO, ALGO HABRÁ HECHO…”, después de 16 años guardando paciente y conciliador silencio sobre este tema.

Aquella fue la primera intentona del funcionario público municipal encargado del Museo de los Inmigrantes, Leonardo Martínez Porro, para cerrarme el paso en el templo ruso Sabrania de la Colonia Rusa San Javier y boicotear mi proyecto de Museo de la Diáspora Rusa “Casa Blanca”, con abuso de funciones y conjunción del interés personal y del público.

Nicolás Golovchenko Villagrán

 


 

 
 

 
 
ENTRADAS RELACIONADAS:
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
Nuestra Casa no recibe subvenciones del Estado, organismos públicos o privados, partidos políticos, empresas, asociaciones, iglesias ni particulares. Sus actividades, salvo que se indique expresamente lo contrario, se realizan mediante el patrimonio personal de su Fundador.
 
© 2024 Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca"
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.
 

martes, 28 de mayo de 2024

“SI LO LLEVARON DETENIDO, ALGO HABRÁ HECHO…”, por Nicolás Golovchenko Villagrán

En el 2005, en un reportaje sobre la Colonia Rusa San Javier televisado por Canal 12 para todo el país, el entrevistador Facundo Ponce de León preguntó a la señora María Lorduguin su opinión sobre el mundialmente famoso asesinato del doctor Vladimir Roslik, médico de la Colonia Rusa, a manos de militares torturadores de la dictadura militar de Uruguay en 1984. La señora Lorduguin resumió su opinión sobre aquel asesinato mediante el sofisma con el que titulo estas líneas: "Si lo llevaron detenido, algo habrá hecho..."

El desatino público de la señora Lorduguin produjo la inmediata indignación de toda la Colonia Rusa. Porque su razonamiento falaz sugería que toda detención hecha por el Poder Público -sea éste legítima o ilegítimamente constituido- es siempre justa y conforme a Derecho. Porque el doctor Vladimir Roslik era inocente de todas las acusaciones y su único delito, salvando vidas y asistiendo enfermos gratuitamente y a todas horas, era despertar la envidia de sus mediocres rivales. Porque aun cuando la detención hubiera tenido fundados motivos, justificaba implícitamente o al menos  relativizaba las torturas y el desenlace fatal.

Pero también produjo indignación porque el desatino fue expresado ante las cámaras de televisión en las puertas del templo de la Colonia Rusa, la Sabrania de Nuevo Israel, mientras la señora Lorduguin, a la sazón una de las encargadas del mismo, mostraba el lugar al entrevistador.

Los demás fieles de la Sabrania, que periódicamente se reunían en el edificio para entonar los antiguos salmos y celebrar las tradiciones espirituales de sus antepasados rusos, no pudieron perdonarle tal circunstancia. A partir de la televisación del reportaje, a modo de protesta, decidieron unánimemente suspender las reuniones espirituales en la Sabrania por tiempo indeterminado.

A fines de 2006 adquirí en propiedad el histórico edificio “Casa Blanca” de la Colonia Rusa San Javier, con el fin de convertirlo en el Museo de la Diáspora Rusa. Siendo la Casa Blanca la antigua residencia del fundador y guía espiritual de la Colonia Rusa, Vasili Lubkov, y siendo yo donatario de todo su archivo personal y familiar, es natural que mi proyecto estuviese desde su origen muy especialmente enfocado en rescatar y estudiar el legado espiritual de nuestros antepasados rusos en San Javier. Por lo que la Sabrania de Nuevo Israel era para mi labor un lugar absolutamente imprescindible de visitar y conocer.

Un año después de adquirir la Casa Blanca, a fines de 2007, mientras yo me preparaba para su inauguración como Museo de la Diáspora Rusa (en el marco del Premio “Fondos Concursables” del Ministerio de Educación y Cultura), una tarde en que llegaba a San Javier desde mi domicilio en Montevideo, tuve la feliz oportunidad de pasar por la calle de la Sabrania y ver sus puertas por fin abiertas de par en par. Sólo dos siluetas oscuras se recortaban sobre el ventanal al fondo del recinto, sentadas en las mismas sillas del coro donde yo mismo me sentaría a cantar meses más tarde. Con emoción y entusiasmo, entré. Esa fue la primera vez en mi vida que pisé el templo de mis antepasados rusos en San Javier.

Las dos oscuras siluetas eran la señora Lorduguin acompañada por la señora Adela Sinchenko. Habían venido esa tarde a abrir el templo con la esperanza de que “alguien se acercara a visitarlo” (como así me dijeron), después de más de dos años de reuniones suspendidas a causa de aquel infausto exabrupto. Pues ahí me acercaba yo, precisamente, a visitarlo. Me presenté (no nos conocíamos personalmente) y fui recibido con gran amabilidad. Nos sentamos los tres en las sillas del coro y conversamos un buen rato sobre mi proyecto de Museo en la Casa Blanca y sobre mi interés en conocer las tradiciones espirituales de mis antepasados rusos y la Sabrania, con las cuales mi proyecto estaba estrechamente relacionado.

A pesar de las calumnias que ya desde el primer día de mi llegada a la Colonia Rusa propagaban los intrigantes de siempre, con el manido y poco original recurso de tildar de “comunista” a todo aquel a quien desean desprestigiar y quitar del camino de sus mediocres ambiciones (lo mismo que con el doctor Roslik), parecí haber causado tan grata impresión a las anfitrionas, que pocas semanas después de mi primera presentación en el templo, más exactamente el 23 de enero de 2008 la señora Lorduguin tuvo a bien invitarme a su casa. En medio de una interesante charla sobre su árbol genealógico y recuerdos de sus antepasados rusos, me dijo sorpresivamente y en tono de confidencia que la Sabrania “pertence a la Intendencia de Río Negro”, y que me iba a mostrar los documentos que así lo acreditan. Esa afirmación despertó mis sospechas de que ya algo se estaría tramando en mi perjuicio, ya que de pronto me trajo ese tema a colación como para excusarse de responsabilidades, dándome a entender que ella, ni más ni menos que la encargada del templo y de las llaves, de buenas a primeras después de tantas décadas ya no tendría la “autoridad” necesaria para facilitarme el acceso a la Sabrania y a su archivo espiritual.

En efecto, el día 26 de enero de 2008 volvió a invitarme a su casa, y tras mostrarme copia de los documentos en que el Instituto Nacional de Colonización donó el solar donde se asienta la Sabrania a la Intendencia de Río Negro, me manifiesta su intención de abandonar su puesto en el templo y poner sus llaves en manos del Municipio de San Javier (por entonces llamado Junta Local).

Mi desconcierto ante su noticia sólo fue superado cuando, pocos días después, empezó a correr el rumor en la Colonia Rusa de que la Sabrania sería convertida en “Museo de los Inmigrantes” por parte de la Intendencia de Río Negro. Para mayor desconcierto, y en el colmo de la ironía, el 23 de febrero recibí en mi domicilio de Montevideo la llamada telefónica conjunta de la señora Lorduguin y de su hermano el escribano Luis Lorduguin, quienes me propusieron que yo me encargara, por mis conocimientos académicos y de idioma ruso, de realizar el inventario de todos los documentos del archivo espiritual de la Sabrania… para entregárselo a la Intendencia de Río Negro.

Todo este preámbulo de mi historia privada -y hasta ahora inédita- sirva de contexto para entender cómo y por qué se gestó tan sorpresivamente, como hongo que crece después de la lluvia, el resto de la historia que ya fue de público conocimiento. El 24 de abril de 2008 el funcionario municipal encargado del Museo de los Inmigrantes en la Colonia Rusa San Javier, LEONARDO MARTÍNEZ PORRO, subrepticiamente y sin consultar a los demás referentes de la Sabrania, pretextando una “idea” que desde hacía 14 años nunca nadie se había preocupado por poner en marcha, y pretextando que “ya nadie se reunía en la Sabrania”, anunció con bombos y platillos en la prensa local y nacional que a partir de entonces él mismo se haría cargo de la Sabrania de Nuevo Israel y de todo su contenido histórico y espiritual, trasladando al templo el Museo de los Inmigrantes bajo su cargo.

Aquella fue la primera intentona del funcionario público municipal encargado del Museo de los Inmigrantes, LEONARDO MARTÍNEZ PORRO, para cerrarme el paso en el templo ruso Sabrania de la Colonia Rusa San Javier y boicotear mi proyecto de Museo de la Diáspora Rusa “Casa Blanca”, con abuso de funciones y conjunción del interés personal y del público.

Nicolás Golovchenko Villagrán

28 de mayo de 2024

 
"Buscan convertir centro de culto ruso en museo", nota del periodista Daniel Rojas (Fray Bentos) para Diario "El País", 24/4/2008, donde el funcionario público municipal Leonardo Martínez Porro expone públicamente su primera intentona de trasladar a la Sabrania el Museo de los Inmigrantes bajo su cargo.

 
 
 
"Buscan convertir centro de culto ruso en museo", nota del periodista Daniel Rojas (Fray Bentos) para Diario "El País", 24/4/2008, donde el funcionario público municipal Leonardo Martínez Porro expone públicamente su primera intentona de trasladar a la Sabrania el Museo de los Inmigrantes bajo su cargo.
 
 
 
"Buscan convertir centro de culto ruso en museo", nota del periodista Daniel Rojas (Fray Bentos) para Diario "El País", 24/4/2008, donde el funcionario público municipal Leonardo Martínez Porro expone públicamente su primera intentona de trasladar a la Sabrania el Museo de los Inmigrantes bajo su cargo.

 
 
ENTRADAS RELACIONADAS:
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Nuestra Casa no recibe subvenciones del Estado, organismos públicos o privados, partidos políticos, empresas, asociaciones, iglesias ni particulares. Sus actividades, salvo que se indique expresamente lo contrario, se realizan mediante el patrimonio personal de su Fundador.
 
© 2024 Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca"
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.
 

lunes, 27 de mayo de 2024

SI EL DIABLO TE CIERRA LA PUERTA, DIOS TE ABRE LA VENTANA, por Nicolás Golovchenko Villagrán

La Sabrania de Nuevo Israel en su estado original, tal como la recibimos en 2008.
 

La Sabrania de Nuevo Israel el 25/5/2024.
 

En la primera foto, la Sabrania de Nuevo Israel, templo de la Colonia Rusa San Javier, conservada en su estado de sencillez totalmente original desde los años 1930, y tal como la habíamos recibido en 2008 los últimos y actuales miembros referentes sobrevivientes.

En la segunda foto, sacada este sábado 25/5/2024, la Sabrania de Nuevo Israel con los múltiples adefesios municipales, cambios de color de sus paredes, sustitución de todas sus aberturas originales hechas de forma artesanal por los propios rusos fundadores, y demás modificaciones arbitrarias y chapuceras que el Municipio de San Javier le viene haciendo en los últimos años con el móvil evidente de obtener rédito político-económico a costa de nuestro patrimonio histórico y espiritual.

Después del hostigamiento continuado que me obligó a ausentarme de la localidad entre los años 2015 y 2017, "casualmente" el Municipio se atrevió incluso a cambiarle a la Sabrania la puerta de acceso con su cerradura y llave originales, con pretexto de “mayor seguridad”. Ya quedó en pública y suficiente evidencia quién es la persona a la que le quieren vedar el acceso a la Sabrania por todos los medios posibles, y que no es precisamente de los ladrones vulgares de quienes buscan defenderse.

Demás está aclarar que el Municipio, que al día de hoy detenta las llaves de la Sabrania sin mi consentimiento y contra mi voluntad, en mi carácter de referente público y notorio del templo desde 2008, nunca se dignó consultar mi opinión técnica y académica sobre las alteraciones que viene realizando en el edificio.

Detrás de todas estas maniobras sobre el templo de nuestros antepasados rusos en San Javier, se vislumbra siempre la mano torpemente disimulada, como las orejas del burro bajo la piel del león, del funcionario público municipal encargado del Museo de los Inmigrantes, quien desde hace 16 años intriga contra mí para cerrarme el paso en el templo ruso Sabrania de la Colonia Rusa San Javier y boicotear mi proyecto de Museo de la Diáspora Rusa “Casa Blanca”, con abuso de funciones y conjunción del interés personal y del público. Y quien al día de hoy sostiene contra mí desde hace un año, en complicidad con el alcalde y ciertos concejales del Municipio de San Javier, una denuncia penal calumniosa, extorsiva, difamante, injuriosa, acusándome de “ladrón” de nuestro templo y extorsionándome para que yo le entregue a él nuestro archivo espiritual de la Sabrania para llevarlo al Museo de los Inmigrantes bajo su cargo.

Nicolás Golovchenko Villagrán

27 de mayo de 2024


ENTRADAS RELACIONADAS:
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Nuestra Casa no recibe subvenciones del Estado, organismos públicos o privados, partidos políticos, empresas, asociaciones, iglesias ni particulares. Sus actividades, salvo que se indique expresamente lo contrario, se realizan mediante el patrimonio personal de su Fundador.
 
© 2024 Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca"
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.