BIENVENIDOS a mi Casa - Museo en la Colonia Rusa San Javier (Uruguay)
Monumento Histórico Nacional desde el año 2011.

ДОБРО ПОЖАЛОВАТЬ
в мой Дом - Музей в русской Колонии Сан-Хавьер (Уругвай)
Национальный Исторический Памятник из 2011 года.

.

.
Premiado por: Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay | Embajada de la Federación de Rusia en Uruguay.
Declarado de Interés por: Junta Departamental de Río Negro | Ministerio de Turismo y Deportes.

jueves, 30 de marzo de 2017

INVITACIÓN: Presentación del CD "Cantos de Sión" (Premio Fondo Concursable 2010 MEC)


Luego de más de 6 años de intensa y accidentada labor, tenemos la enorme alegría de presentar al público el CD “CANTOS DE SIÓN: Himnos y cantos espirituales de Nuevo Israel", investigados por Nicolás Golovchenko Villagrán, e interpretados magistralmente por el Ensemble Vocal e Instrumental DE PROFUNDIS, bajo la dirección de la Mstra. Cristina García Banegas.

Este CD es el resultado final del Proyecto “Registro de los Cantos Religiosos Rusos de la Sabrania de San Javier (Río Negro)”, el cual recibió el Premio FONDO CONCURSABLE PARA LA CULTURA (Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay) en su convocatoria 2010.

Este proyecto constituye el primer registro profesional de algunos cantos religiosos inéditos que forman parte del acervo cultural e histórico de la Colonia Rusa San Javier, fundada en 1913 por la Comunidad Cristiana Rusa Nuevo Israel. Es el rescate de una frágil memoria oral colectiva en peligro inminente de desaparición.




Proyecto “Registro de los Cantos Religiosos Rusos de la Sabrania de San Javier (Río Negro)”
Premio Fondo Concursable para la Cultura 2010 (MEC)



La Mstra. Cristina García Banegas,
directora del Ensemble Vocal e Instrumental De Profundis
y
Nicolás Golovchenko Villagrán, responsable legal del Proyecto

tienen el honor de invitar a Ud(s). a la presentación del CD


Cantos de Sión
Himnos y cantos espirituales de Nuevo Israel

que registra algunos de los Cantos Religiosos Rusos inéditos de la
Sabrania de San Javier, investigados en el Proyecto.



Jueves 6 de abril de 2017, hora 19 (puntual)

MAPI (Museo de Arte Precolombino e Indígena)
25 de Mayo 279, Montevideo. Tel. 2916 9360.

El CD se podrá adquirir al finalizar la presentación.


© 2017 Nicolás Golovchenko Villagrán
(Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca")
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.


Ensemble Vocal e Instrumental "DE PROFUNDIS" cantó en la Sabrania de San Javier



VER NOTA AQUÍ

© 2011 Foto: Juan José Pérez Caridad.


jueves, 9 de febrero de 2017

Año 1969: Resumen de las actuaciones del Comité "Pro-Casa Blanca"


Del Archivo del Museo

20 de mayo de 1969

Resumen de las actuaciones realizadas por el Comité "Pro-Casa Blanca", redactado por su Secretario, Don Ernesto Capurro, en el cual se detallan todas las gestiones que se realizaron para que la finca "Casa Blanca" de la Colonia Rusa San Javier fuera recuperada como PATRIMONIO HISTÓRICO y fuera destinada para beneficio de toda la comunidad.

(Archivo del Sr. Ernesto Capurro, Documentos del Comité "Pro-Casa Blanca", 1969).

TEXTO DEL RESUMEN

COMITÉ “PRO CASA BLANCA”

Resumen de lo actuado.

Febrero 3 de 1969. Vecinos y fundadores de San Javier, ante versiones que el I.N.C. [Instituto Nacional de Colonización] cedería en venta la “Casa Blanca” al último administrador de las Colonias, Sr. José L. Schulze, se reúnen en la sala del Cine Pobieda, y resuelven: pasar nota al I.N.C. reclamando que si la mencionada “Casa Blanca” está en venta, se dé prioridad, tal como fue solicitada años atrás, para su venta a Instituciones, Ministerios, etc., a fin de que la mencionada casa residencia del Jefe espiritual de los fundadores, Don Basilio Lubkov, quede en beneficio de la colectividad para Hogar de Ancianos, Estudiantes, Museo, Hospital, etc.

Se envían además telegramas a los Sres. Diputados por el D[epartamento], Silva y Requiterena, instándoles a que realicen similares gestiones ante el Instituto [Nacional de Colonización].

Febrero 22. Se recibe nota respuesta del I.N.C. comunicando que: CON FECHA 28 DE ENERO, EN ACTA Nº 2701, RESOLUCIÓN Nº 24, SE AUTORIZA LA VENTA DEL LOTE Nº 2 DE LA MANZANA 45 (CASA BLANCA) AL SR. JOSÉ LUIS SCHULZE, “QUIEN OFRECIÓ SU RENUNCIA AL CARGO QUE DESEMPEÑA EN EL INSTITUTO EN RAZÓN DE LAS CONSIDERACIONES QUE DIERON MÉRITO A DICHA RESOLUCIÓN”.

Marzo 1º. Nota a Diputados Silva y Requiterena, solicitándoles consigan audiencia a fin de entrevistar al Directorio [del Instituto Nacional de Colonización]. Delegación del Comité Pro-Casa Blanca.

Marzo 17. Delegación a Montevideo. Instituto [Nacional de Colonización] comunica resolución adoptada imposible revocar.

Abril 20. Mitin popular, informando al pueblo de lo actuado. En uso de la palabra, distintos oradores representan entre otros a: F.U.E.C.I.; Centro Cultural Máximo Gorky; S. A. Comercial Agrícola (esta S[ociedad] A[nónima] Comercial Agrícola fue la que solicitó comprar la “Casa Blanca” en el año 1964, a petición de fundadores, para ser destinada a la colectividad, recibiendo como respuesta que “No se hacía lugar a la petición de compra pues no estaba en venta”).

Hablan además las Sras. Roslik y de Podchibiakin, historiando la fundación de San Javier, la lucha de los pobladores, el carácter de RELIQUIA de la Casa Blanca, por ser residencia de Lubkov, y estar aún en su terreno la sepultura de fundadores y de Sra. de Lubkov.

Mayo 12. Nota a Presidencia y Ediles de la Junta Local [de San Javier], reclamando apoyo y colaboración con futuras gestiones de este Comité para tramitar EXPROPIACIÓN. A pesar de urgir pronunciamiento y respuesta, aún no se ha recibido la misma; consultado personalmente el Sr. Presidente [de la Junta Local de San Javier], contestó que los Sres. Ediles, por no haber reuniones en el Consejo Local, desconocen el texto de la nota. Se le solicitó respuesta aun en forma personal, y se le pasará nota personal a cada Edil.

San Javier, Mayo 20 de 1969

[Sigue firma] ERNESTO CAPURRO

VEA TAMBIÉN:

Año 1969: Nota del Comité "Pro-Casa Blanca" a la Junta Local de San Javier

Año 1969: Nota de la Junta Local de San Javier al Intendente Municipal de Río Negro

© 2017 Nicolás Golovchenko Villagrán
(Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca")
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.


domingo, 5 de febrero de 2017

Año 1969: Nota de la Junta Local de San Javier al Intendente Municipal de Río Negro


Del Archivo del Museo

22 de mayo de 1969

Nota de los integrantes de la Junta Local de San Javier, Don Pablo Chulak y Don Nepomuceno Terra, al Intendente Municipal de Río Negro, Ing. Agr. Emilio Falcone, en la que se recomienda al Sr. Intendente APOYAR LAS GESTIONES del Comité "Pro-Casa Blanca", con el fin de lograr la expropiación de la finca "Casa Blanca".

(Archivo del Sr. Ernesto Capurro, Documentos del Comité "Pro-Casa Blanca", 1969).

TEXTO DE LA NOTA

San Javier, Mayo 22 de 1969

Sr. Intendente Municipal de Río Negro
Ing. Agr. Don Emilio W. Falcone
Fray Bentos

De mi mayor consideración:

Adjunto una nota recibida del Comité Pro Casa Blanca, en la que solicitan el apoyo en las gestiones para la expropiación de dicho inmueble.

Es mi opinión que todo lo que se pueda hacer para rescatar esa casa para ser utilizada por la colectividad, es obra para este pueblo que ha crecido a su alrededor y la ha visto siempre como un símbolo que representa a los colonizadores y fundadores de San Javier. Creo, Sr. Intendente, que es una oportunidad de hacer que San Javier se vea contemplado en una de sus más importantes aspiraciones, y no dudo que Ud. pondrá su mejor buena voluntad y prestará su valiosísima como imprescindible colaboración a lo largo de las gestiones que se deban realizar. Sin otro particular, me place saludar a Ud. muy atte.

[Siguen firmas] NEPOMUCENO TERRA, J. de 1ra. ; PABLO CHULAK, Presidente


VEA TAMBIÉN:

Año 1969: Nota del Comité "Pro-Casa Blanca" a la Junta Local de San Javier

© 2017 Nicolás Golovchenko Villagrán
(Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca")
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.


jueves, 29 de diciembre de 2016

Año 1969: Nota del Comité "Pro-Casa Blanca" a la Junta Local de San Javier


Del Archivo del Museo

12 de mayo de 1969

Nota del Comité "Pro-Casa Blanca" al Presidente de la Junta Local de San Javier, Don Pablo Chulak, y a los Ediles de la misma, solicitándoles el apoyo institucional ante la Intendencia Municipal de Río Negro, con el fin de gestionar la EXPROPIACIÓN de la finca "Casa Blanca".

(Archivo del Sr. Ernesto Capurro, Documentos del Comité "Pro-Casa Blanca", 1969).

TEXTO DE LA NOTA

San Javier, 12 de mayo de 1969.
Sr. Pte. de la Junta Local
Don Pablo Chulak
Presente

Señor Presidente:

El Comité de Vecinos que se encuentra abocado a lograr la expropiación de la casa que el Inst[ituto] Na[cional] de Colonización vendiera al último Administrador de las colonias (señor José L. Schulze), por todos conocida como “CASA BLANCA”, se dirige a Ud. y a los señores Ediles de esa Junta a fin de solicitarle oficialmente el apoyo y colaboración necesarios para trámites de futuro, razón por la cual solicitamos también que esta nota pase a las autoridades departamentales.

Este “COMITÉ PRO CASA BLANCA” se ha hecho eco de la disconformidad que para nuestro pueblo significó ceder en venta a una persona, que si bien nos merece como tal el mejor concepto, no es ese el ideal ni el destino con que siempre se ha visto esa querida reliquia que es la “CASA BLANCA”, la cual debía cumplir siempre algo beneficioso para la colectividad, por ejemplo, vivienda temporal para los administradores del Banco H[ipotecario] del Uruguay, del Inst. Nal. de Colonización, Hogar de Ancianos, Hogar de Estudiantes, etc. Esa casa está unida íntimamente a la historia de San Javier y es venerada como símbolo por los fundadores y por los habitantes en general. Tanto es así que en el predio en que está construida hay sepulturas de jefes espirituales de los primeros colonos rusos llegados a estos lugares, fundadores de este pueblo. La gran mayoría de la población ha manifestado su adhesión a la labor de este Comité, firmando pedidos en el sentido de que se tramite la expropiación, considerado el único medio viable de restaurar para San Javier la querida “CASA BLANCA”.

Por ser el cuerpo que Ud. preside el auténtico representante de la población, no dudamos que esta manifestación popular habrá de encontrar eco favorable y apoyo valiosísimo en Uds., pues se trata de una gestión que una vez lograda será para honor de los fundadores y para orgullo de los pobladores y gobernantes de este pueblo y del departamento.

Por último, nos permitimos solicitar a Uds. la atención de informar a este Comité sobre lo resuelto con motivo de esta nota, pues el próximo Jueves 15 del corriente realizamos una reunión para la cual nos sería necesario la opinión de ese cuerpo, a lo cual desde ya quedamos muy agradecidos. Adelantando nuestro reconocimiento por la atención a ésta, saludamos a Uds. con nuestra mayor consideración.

Por el Comité “PRO CASA BLANCA”

[Siguen firmas] ERNESTO CAPURRO ; FRANCISCO COLMAN ; CASTARNOV ; D. A. ERRAMUSPE ; JUAN CACHENCO ; [ilegible]

VEA TAMBIÉN:

Año 1969: "Aspiración no atendida de colonos de San Javier" (nota de prensa)

Año 1969: Nota de la Junta Local de San Javier al Intendente Municipal de Río Negro

© 2016 Nicolás Golovchenko Villagrán
(Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca")
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Año 1969: "Aspiración no atendida de colonos de San Javier" (nota de prensa)


Del Archivo del Museo

16 de abril de 1969

Nota de prensa que informa sobre el descontento de vecinos y fundadores de la Colonia Rusa San Javier, ante la venta de la finca "Casa Blanca" a un particular, y sobre las gestiones de EXPROPIACIÓN que se promueven ante la Intendencia Municipal de Río Negro.

(Archivo del Sr. Ernesto Capurro, Documentos del Comité "Pro-Casa Blanca", 1969).

TEXTO DE LA NOTA DE PRENSA

Río Negro
ASPIRACIÓN NO ATENDIDA DE COLONOS DE SAN JAVIER

SAN JAVIER, 15. (Especial para EL DÍA). – Los pobladores de esta localidad se han visto defraudados por una reciente resolución del Instituto Nacional de Colonización, que no atendió un viejo anhelo de la colectividad.

Cuando llegaron los fundadores de la colonia 1913, en su mayoría inmigrantes rusos, vino con ellos Basilio Lubkov, el apóstol de la religión que profesaban. Desde su arribo Lubkov, que además de guía espiritual era un verdadero orientador de los colonos en todos los aspectos, pasó a residir en lo que se denominó con el andar del tiempo la Casa Blanca.

En 192[6] Basilio Lubkov retornó a Rusia y otro religioso [Maxim Laurentievich Schevchenko] pasó a vivir en dicha casa, y a su fallecimiento fue sepultado en un predio contiguo a la misma, al igual que una anciana señora que lo acompañaba [Natalia Gregorievna Lubkova].

De allí en adelante, la casa fue residencia de los sucesivos administradores que el Instituto designaba para la colonia.

Dado el valor afectivo que la Casa Blanca tiene para toda la colonia, la Sociedad Anónima Comercial Agrícola, representativa del sentir de la comunidad, propuso adquirirla al Instituto para destinarla a hospital o a hogar de ancianos, y convertirla al mismo tiempo en monumento de sus convicciones religiosas.

El Instituto respondió –está documentado que en caso de decidir vender esa propiedad, le otorgaría preferencia a la Comercial Agrícola.

Pero ahora –nos dicen los quejosos colonos resulta que el Instituto, olvidando su promesa y en desconsideración al interés general, ha comprometido la venta de la Casa Blanca al último administrador que habitó en ella [José L. Schulze], recientemente jubilado.

Frente a esta ciudad los pobladores de San Javier se han dirigido a la Intendencia Municipal de Río Negro, solicitándole su intervención para que se contemple su aspiración.

De acuerdo a lo que se nos informó, la Intendencia tendría el propósito de gestionar la expropiación de la Casa Blanca para fundar en ella un hogar de estudiantes, en el que se alojarían los hijos de los colonos que asisten al Liceo de San Javier.

Diario El Día, 16/4/1969.

VEA TAMBIÉN:

© 2016 Nicolás Golovchenko Villagrán
(Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca")
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.


martes, 27 de diciembre de 2016

Año 1969: Aviso de prensa del Comité "Pro-Casa Blanca" a instituciones y pueblo de San Javier


Del Archivo del Museo

16 de abril de 1969

Aviso de prensa del Comité "Pro-Casa Blanca" de la Colonia Rusa San Javier, invitando a instituciones y pobladores de la localidad a un mitin, donde se tratarán ASPIRACIONES populares sobre la finca "Casa Blanca".

(Archivo del Sr. Ernesto Capurro, Documentos del Comité "Pro-Casa Blanca", 1969).

TEXTO DEL AVISO DE PRENSA

San Javier, 16 abril de 1969

Sr. [agregado manuscrito] a varios medios: CW35, CW39, etc.
Presente
De nuestra mayor consideración:

Por la presente solicitamos a Ud. quiera tener a bien dar a publicidad, por los medios de difusión que pudiera disponer, el siguiente texto:

«SE INVITA A INSTITUCIONES Y PUEBLO DE SAN JAVIER, COMO ASIMISMO A FUNDADORES Y DESCENDIENTES QUE SE ENCUENTREN RADICADOS FUERA DE LA LOCALIDAD, PARA UN MITIN POPULAR A REALIZARSE EL DOMINGO 20 DEL CORRIENTE A LAS 18 y 30 HORAS FRENTE A LA COOPERATIVA.

“EN EL MISMO SE PLANTEARÁN ASPIRACIONES POPULARES SOBRE LA ‘CASA BLANCA’, RELIQUIA DE LA COLECTIVIDAD, PARA QUE SEA UN BIEN DE UTILIDAD PÚBLICA Y NO PROPIEDAD DE UNA SOLA PERSONA.

“DE SU PRESENCIA DEPENDERÁ EL ÉXITO DE LAS GESTIONES.

“A LAS INSTITUCIONES CULTURALES, DEPORTIVAS Y GREMIALES SE LES SOLICITA EXPRESAR SU OPINIÓN PÚBLICAMENTE DESIGNANDO UN ORADOR.

“ÉSTE ES EL ÚNICO MEDIO DE EXHORTACIÓN A CONCURRIR.

“RECUERDE, DOMINGO 20 A LAS 18 y 30 HORAS FRENTE A LA COOPERATIVA.»

Sin otro particular y agradeciendo la atención que pudiera dispensarnos, saludamos muy atte.

Por secretariado Movimiento Popular Pro “CASA BLANCA”,

[Sigue firma] ERNESTO CAPURRO.

VEA TAMBIÉN:

© 2016 Nicolás Golovchenko Villagrán
(Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca")
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.



domingo, 18 de diciembre de 2016

Año 1969: Nota de los fundadores de San Javier al Diputado Raúl Silva


Del Archivo del Museo

1 de marzo de 1969

Nota de fundadores de San Javier al Diputado por Río Negro Raúl Silva, solicitando intercesión ante el Instituto Nacional de Colonización, con el fin de REVOCAR la adjudicación de la finca "Casa Blanca" a un particular.

(Archivo del Sr. Ernesto Capurro, Documentos del Comité "Pro-Casa Blanca", 1969).

TEXTO DE LA NOTA

San Javier, 1° de Marzo de 1969

Sr. Diputado Nacional
Don Raúl Silva
Montevideo

De nuestra mayor consideración:

En reunión realizada en el día de hoy, con la participación de representantes de instituciones locales que nuclean las fuerzas vivas de San Javier, y haciéndose eco de un sentir popular, han acordado solicitar sus buenos oficios, abusando de su proverbial gentileza, en el sentido de que el señor Diputado vea la posibilidad de conseguir una audiencia con el Directorio del Instituto Nacional de Colonización a una delegación de San Javier, a los efectos de hacer un planteamiento y llevar a consideración de dicho Directorio nuestra aspiración de que se revea la adjudicación de la “Casa Blanca” al señor Administrador de estas colonias y la posibilidad de que este inmueble pueda ser un bien de orden público.

Conociendo su buena voluntad y sus nobles propósitos de orientación y apoyo a gestiones que surgen del mismo pueblo, es que contamos con la seguridad de vuestra ayuda.

Quedamos a la espera de vuestras noticias y aprovechamos la oportunidad para reiterarle nuestra simpatía.

Saludamos muy atentamente.

[Siguen firmas:] CASTARNOV ; ERNESTO CAPURRO ; TROFIM LEIBA ; PABLO CHULAK ; SIMÓN LITVINOV ; [ilegible]

VEA TAMBIÉN:

© 2016 Nicolás Golovchenko Villagrán
(Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca")
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.


sábado, 10 de diciembre de 2016

"Los hombres de las fotografías", por Anahí Acevedo Papov


Artículo publicado originalmente en:



Un edificio construido por colonos rusos en Uruguay esconde más de cien cánticos religiosos antiguos transmitidos de generación en generación. Los “stijy”, como estos son denominados, representan las penurias, la fe y los logros de 300 familias. Para que este legado no perezca, un integrante de esta comunidad religiosa impulsó una recopilación a través del coro De Profundis.

Por Anahí Acevedo Papov.


A 13.300 kilómetros de la ciudad de Moscú, en un rincón de un pueblo de Uruguay, una casa blanca, alta y robusta esconde dentro de sus paredes el legado de 300 familias rusas. Construida en 1933 por inmigrantes del Cáucaso, la “Sabrania” constituye el vestigio de una religión perseguida en la región eslava entre mediados del siglo XIX y principios del XX. A más de cien años del arribo de sus fundadores a tierras uruguayas este lugar de culto intenta abrirse paso en la sociedad para no perecer en el olvido.

La denominación de “Sabrania” deriva de una palabra rusa que hace referencia a “reunión”. Este lugar conformaba el punto de encuentro de los creyentes de la “Nueva Israel” una corriente religiosa surgida a mediados del siglo XIX en la Rusia zarista. La Nueva Israel fue gestada por “el apóstol” Perfenti Katasonov, bajo las ideas de Habbakuk Kopylov (también considerado apóstol) un humilde agricultor que se destacaba por su piedad, propulsor del movimiento «Bogomoly» (Los que rezan a Dios).

Quienes eran seguidores de esta corriente eran, en su mayoría, agricultores que rechazaban a la Iglesia Ortodoxa y a los íconos rusos. Por el contrario, los fieles creían firmemente que Dios estaba “donde se hace el bien”, y se alejaban de la idea de contribuir con dinero a una autoridad para que sus pecados sean purgados.

Sobre una de las calles paralela al río Uruguay, en el pueblo de San Javier –ubicado en el departamento de Río Negro– se levanta una estructura que se diferencia del resto de las casas de la colonia. Es sensiblemente mayor y sus muros son bombés. En su fachada, un cartel en español y cirílico anuncia la unión de dos culturas: la rusa y la uruguaya.

Una vez que su entrada es sorteada y se adentra en la edificación, lo único que queda es admirar. Sus paredes están repletas de fotografías de principios del siglo XX, enmarcadas con ribetes en cuadros antiguos. Algunas de ellas poseen debajo una inscripción con sus nombres. Pertenecen a quienes, algún día, rendían culto a su fe en ese lugar; un grupo de inmigrantes rusos integrantes de la comunidad Nuevo Israel.

Si bien la mayoría de las fotos están en blanco y negro –algunos sí se encuentran pintados a color– cada visitante intenta sacarle el máximo rédito a la observación. En las imágenes, por lo general, las mujeres llevan pañuelos sobre su cabeza. Los hombres, un bigote prominente.

Los ojos de los retratados les hablan al visitante, intentan salir del cuadro para expresar cuánto sufrimiento y penurias pasaron. Con qué valentía soportaron durante tres meses un viaje en barco, cuánta hambre, cuántas muertes lloraron, cuán agradecidos están a la nueva tierra que los recibió. Asimismo parecen dar testimonio de una fidelidad que portaron con orgullo.

Todas las fotografías que cuelgan de sus paredes fueron donadas. Además de ellas, dentro de la Sabrania se conservan álbumes de fotos que ilustran recuerdos memorables de la colonia, como la compra del primer auto de San Javier, o el arribo del entonces presidente uruguayo Luis Batlle Berres, a quien se le obsequió un pan especialmente horneado, una costumbre rusa que simboliza la abundancia y la hospitalidad.

Los retratados ya no están. Sólo quedan las fotos, la estructura, el legado de su cultura, la tradición, y un pueblo que tiene una identidad propia.

Nuevos destinos

El tercer apóstol de esta comunidad rusa fue Basilio Lubkov, un hombre que fue el encargado de guiar a las familias creyentes a la tierra prometida, el Israel al que hace referencia la Biblia.

Lubkov tomó el mando de esta comunidad en un momento donde las bases de la sociedad rusa parecían tambalearse. Gracias a su condición de visionario, pudo prever que los siguientes años se daría un quiebre en la historia. La revolución bolchevique y las dos guerras mundiales así lo confirmaron. Fue debido a esto que, sumado a una persecución religiosa, a principios del siglo XX comenzó a buscar nuevos destinos.

La mitad de este grupo emigró a Canadá. El otro destino elegido fue Uruguay. El presidente uruguayo de ese entonces, José Batlle y Ordoñez, en el afán de poblar la campaña de personas con conocimientos de agricultura, eligió a este puñado de hombres y mujeres para desarrollar el país.

Finalmente, tras largas esperas e inconvenientes, el 27 de julio de 1913 trescientas familias desembarcaron en las costas provechosas del río Uruguay, a 400 kilómetros de Montevideo, sobre tierras fértiles. De esta forma, de la mano con la fundación de la colonia de San Javier, se dio lugar al mestizaje de la cultura rusa con la uruguaya, algo que permanece hasta nuestros días y que muchos de los descendientes de aquellas familias hacen de ella su diario vivir.

Los rusos introdujeron el girasol a Uruguay y fueron importantes productores de semillas, las cuales reservaban en un galpón de piedra que construyeron para este fin. Asimismo, se levantó un molino harinero donde procesaban el trigo que cosechaban. No obstante, el mantenerse lejos de su tierra no fue motivo para el olvido del fundamento de su vida. Más allá de las extenuantes horas de trabajo en el campo, los inmigrantes no dejaron de lado su fe. Cada domingo la comunidad se reunía para dar lugar a su culto religioso, llevado a cabo por Lubkov.

En un primer momento, el sitio de encuentro fue la casa donde residía el cabecilla –también denominado Pápa, puesto que era visto bajo una mirada de paternidad– y luego la misma tuvo lugar en el galpón de piedra. Allí se desarrollaban sermones y se entonaban cánticos religiosos compuestos por el líder. Estos cantos, o “stijy”, estaban relacionados a fragmentos bíblicos y a enseñanzas de la vida en general, sobre todo, a las penurias pasadas hasta desembocar en tierras del hemisferio sur.

Los seguidores de la fe concurrían al culto, desde las chacras donde vivían, distantes, en algunos casos, de varios kilómetros. A pesar de que había quienes  se trasladaban en carros rusos, otros lo hacían a pie cada domingo, sin falta alguna. Empero, el carácter de Lubkov lo llevó a tomar nuevos rumbos en 1926 y, considerando que su trabajo ya había sido realizado, retornó a su tierra natal. El culto quedó bajo responsabilidad de Andrés Poiarkov en un primer momento, y más tarde de Mirón Gayvoronsky, ambos hombres fieles a Lubkov.

Una nueva sede

Habían transcurrido siete años desde la partida del “Pápa” a la lejana Rusia. Una clara mañana, mujeres con pañuelos se embarraban las manos para levantar paredes. A pesar del arduo trabajo, mostraban su alegría entonando “stijys”.

Era la construcción de un lugar que serviría exclusivamente para congregarse, y que continuaría en pié muchos años más, inclusive cuando llegase la modernización a la colonia. En 1933 la Sabrania fue levantada bajo una técnica rusa de construcción que conlleva barro y paja.

Por otro lado, aunque no se maneja una fecha exacta, se estima que en 1937 Lubkov fue asesinado en una Isba en Siberia. Con motivo de su fallecimiento sus seguidores en Uruguay agregaron un nuevo cántico a la lista, escrito especialmente para su ocasión. Traducido del ruso al español, parte de su letra dice: “Están lejos tú y tu tumba, lloraremos lágrimas emotivas por tu pérdida”.

A medida que el tiempo pasaba y los líderes fallecían, la cultura rusa se mestizaba aún más con la uruguaya, disolviéndose en algunos casos, creando una nueva, en otros. No obstante, la actividad en la Sabrania seguía presente. Incluso durante la época de facto en Uruguay (1973 – 1985) y, a pesar de que San Javier fue un punto duramente perseguido por los militares, el culto siguió teniendo su lugar.

Dos años sin la llave

Actualmente, la Sabrania abre sus puertas dos veces por año. El 31 de mayo para celebrar la liberación de Lubkov en Rusia, con motivo del nacimiento del hijo de Zar, antes de arribar a Uruguay. La otra fecha es el 27 de julio, cuando todos los años se celebra un nuevo aniversario del desembarco de los rusos en el río Uruguay.  Al día de la fecha, el cántico realizado en honor a la muerte de Lubkov es el primero que se entona en este sitio cuando ocurre una reunión.

Empero, el lugar no tuvo una actividad ininterrumpida. Durante dos años debió cerrar sus puertas. Luego de Mirón Gayvoronsky, la llave del edificio pasó, durante las décadas, de mano en mano, hasta que, por diferencias de la comunidad, esta desembocó en la intendencia del departamento. Finalmente, en 2008 se retomó la actividad.

Emoción

Clara Chaparenko Semikin es hija de Nina Semikin Orlova, la persona descendiente de los rusos inmigrantes más longeva de San Javier, y quien posee la llave de la Sabrania. Sin embargo, es Chaparenko la encargada de abrir el lugar a los visitantes, debido a que su madre, con casi 96 años, se ve imposibilitada de realizar esa tarea. La hija de Semikin recuerda especialmente el día en que la llave fue recuperada.

“Fue el 27 de mayo. Faltaban unos días para que se celebrara el 31 de mayo y nosotros queríamos sí o sí hacer una reunión, entonces resolvimos realizarla afuera, ya que adentro no podíamos entrar. Cuando el intendente de Río Negro, Omar Lafluf, se acercó a entregarnos la llave de la Sabrania. ¡Con qué emoción la recibimos!”, declaró en entrevista para esta nota.

Por su parte, Nicolás Golovchenko Villagrán, director del Museo Casa Blanca de San Javier, integrante de la Sabrania y descendiente de los colonos rusos, registró ese momento en el Semanario “Zona Oeste” de Río Negro, el 6 de junio de 2008.

En el artículo referido, menciona: Luego de más de dos años sin reuniones en el templo, sus paredes volvieron a resonar con los antiguos cantos religiosos. Sentí una gran emoción de participar en esta ceremonia histórica en el mismo lugar donde mis antepasados adoraban a Dios: allí está el retrato de mis tatarabuelos Román Luchilin y Praskovia Salnikov; allí resonó la voz de otro Nicolás Golovchenko (hermano de mi bisabuelo) que cantaba como los ángeles, según dicen quienes lo conocieron”.

Un tesoro a resguardo

Las personas que actualmente entonan los cantos son, aproximadamente, ocho. El repertorio que se conserva tiene más de cien cánticos y se transmiten de generación en generación. Sin embargo, la mayoría de estas personas son mayores y no ha habido un número importante de ingresos a esta comunidad.

Una vez que falten en el pueblo quienes hoy realizan la tarea de entonarlos, se perderá una cultura de más de cien años. Motivado por esto, uno de los integrantes, Nicolás Golovchenko Villagrán, está llevando a cabo una tarea de recuperación.

Golovchenko es el responsable del “Registro de los Cantos Religiosos Rusos de la Sabrania de San Javier (Río Negro)”. Este proyecto fue premiado por el Fondo Concursable para la Cultura (Ministerio de Educación y Cultura) en la Convocatoria 2010, e involucra la participación del Ensemble Vocal e Instrumental “De Profundis”, bajo la dirección de la Maestra Cristina García Banegas, quienes interpretan algunos de los cantos rusos de la Sabrania. Estos cantos, interpretados por el Ensemble De Profundis en el marco del proyecto, están siendo registrados en CD y saldrán al público en breve.

Para perpetuar

El lugar de culto aparece en los primeros recuerdos de Chaparenko, quien relató sus memorias respecto a las visitas a este sitio. “Yo llevaba a mi bisabuelo a la Sabrania, y me queda afuera jugando mientras se cantaba. Pero siempre había un canto que se entonaba al final, entonces cuando lo escuchaba iba a buscar a mi bisabuelo. Los más viejitos de entonces, al verme, me daban moneditas para incentivarme a que siguiera yendo, pero sin moneditas yo iba igual, siempre me gustó”,  narró.

Chaparenko señala la importancia de concurrir a este lugar para no perder sus raíces. “Es lo único que nos queda” advierte, y hace referencia a que conforma el patrimonio de los antepasados. “Hay que conservarlo, venir dos veces por año no es mucho”, reconoce.

En los días de festejos, cuando la Sabraña abre sus puertas, acuden a visitarla descendientes de los hombres de esta comunidad. Algunos encuentran a sus abuelos o bisabuelos en las fotografías, logrando una emoción particular, puesto que en algunos casos es la primera vez que ven el rostro de su familiar.

No obstante, para comprender la raíz del sentimiento por la Sabrania es necesario ser testigo de la entonación de un “stijy” dentro de sus paredes. Cuando este momento ocurre, las fotografías vuelven a tomar protagonismo. Los rostros retratados parecen reconocer el idioma y el significado de su cántico, y si se mira más detalladamente, parecen mostrar orgullo por su comunidad.

Empero, sólo basta aguardar que dentro de aquel edificio sigan resonando esos cantos durante el tiempo suficiente como para que nunca sea olvidado aquello que significó la pasión y la misión de 300 familias rusas en tierras uruguayas.

© 2016 Texto y foto: Anahí Acevedo Papov