> Museo de la Diáspora Rusa«Casa Blanca»Музей Русской Диаспоры «Белый Дом»

BIENVENIDOS a nuestra Casa-Museo en la Colonia Rusa San Javier (Uruguay)
Monumento Histórico Nacional desde el año 2011.

ДОБРО ПОЖАЛОВАТЬ в наш Дом-Музей в русской Колонии Сан-Хавьер (Уругвай)

Национальный Исторический Памятник из 2011 года.


Premiado por: Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay | Embajada de la Federación de Rusia en Uruguay.
Declarado de Interés por: Junta Departamental de Río Negro | Ministerio de Turismo y Deportes.

domingo, 29 de julio de 2018

Entrega de la Medalla Conmemorativa "Oro de Ofir" en ocasión del 10º Aniversario del Museo


El domingo 29 de Julio, en el marco de los festejos del 105º Aniversario de la Colonia Rusa San Javier, celebramos en nuestra Casa el Acto Conmemorativo y posterior almuerzo con motivo del 10º Aniversario de Fundación del Museo de la Diáspora Rusa “Casa Blanca”.

Su Fundador, Nicolás Golovchenko Villagrán, rindió en este Acto un especial y emotivo homenaje a destacados benefactores de nuestra Casa, haciéndoles entrega de la Medalla “Oro de Ofir”, conmemorativa del 10º Aniversario.

Esta Medalla es una iniciativa personal del Fundador del Museo, acuñada especialmente para celebrar esta primera década de vida. Su diseño y su simbolismo se inspiran en la tradición espiritual histórica de la comunidad rusa fundadora de San Javier, vinculada estrechamente con la historia de nuestra Casa.

Al tiempo de conmemorar el 10º Aniversario, la Medalla representa un signo de aprecio y agradecimiento a entrañables amigos que a lo largo de esta década han contribuido con nuestra Casa muy significativamente, de forma material, moral y espiritual, prestando su incondicional apoyo personal al Fundador del Museo y a su obra de rescate del patrimonio histórico de la Diáspora Rusa en Uruguay.

Las primeras cuatro Medallas fueron entregadas con carácter póstumo en memoria de Dª. Katia Kastarnov (1938-2013), Dª. Natalia Golovchenko (1927-2014), Dª. Haydée Cabrera (1924-2013) y D. Mirón Volojov (1929-2012), siendo recibidas por familiares directos de los homenajeados. Las siguientes Medallas que se entregaron en este Acto correspondieron a Dª. Nina Semikin Orlova, Sra. Clara Chaparenko, Sra. Matilde Norik, Maestra Cristina García Banegas, Escribano Dr. Nicasio García Berisso y Sra. Lilián Golovchenko.

El Acto contó con la presencia de homenajeados, sus familiares y representantes, amigos, el Sr. Intendente Departamental de Río Negro (Interino) Arq. Guillermo Levratto, el Director General de Desarrollo Ing. Agr. Jorge Firpo, la Directora Departamental de Cultura Sra. Estela Golovchenko, la Directora Departamental de Turismo Sra. Andrea Schunk, el Alcalde de San Javier Sr. Aníbal Facchín, el Diputado Nacional por Río Negro Sr. Constante Mendiondo y el Diputado Nacional por Río Negro Dr. Omar Lafluf, entre otros.

Nuestra Casa no recibe subvenciones del Estado, organismos públicos o privados, partidos políticos, empresas, asociaciones, iglesias ni particulares. Sus actividades, salvo que se indique expresamente lo contrario, se realizan mediante el patrimonio personal de su Fundador.






Palabras Laudatorias

Presentamos a continuación las palabras laudatorias pronunciadas por el Fundador del Museo en honor de los benefactores de nuestra Casa, al momento de hacerles entrega de la Medalla "Oro de Ofir", conmemorativa del 10º Aniversario del Museo.



Alejandra Areco Naumov recibe la Medalla "Oro de Ofir", de carácter póstumo, en memoria y representación de su tía abuela Dª. Katia Kastarnov (1938-2013)

KATIA KASTARNOV
(in memoriam)

"Como bisnieta y heredera de don Basilio Lubkov, fundador y guía espiritual de la Colonia Rusa San Javier, la señora Katia Kastarnov conservaba en su poder el archivo personal del fundador y de la familia Lubkov.

Conocí a Katia en julio de 2003, en ocasión de los festejos del 90º Aniversario de San Javier. Informada de mi interés por conocer en mayor profundidad la historia de nuestra comunidad rusa, y particularmente, ilustrarme acerca de la persona histórica de su bisabuelo Lubkov, Katia me recibió en su casa con gran entusiasmo para mostrarme algunos de los documentos de su invalorable tesoro. Material fundamental para el conocimiento de la historia de nuestra comunidad rusa, el archivo abarca desde fines del siglo XIX en Rusia hasta las primeras décadas del siglo XX transcurridas en Uruguay.

Mi joven curiosidad quedó deslumbrada con apenas una muestra: manuscritos teológicos y doctrinarios sobre Nuevo Israel, discursos, sermones y cánticos, de puño y letra de Lubkov y de sus colaboradores; escritos, memorias, cartas, libros rusos; fotos antiguas de Rusia y de San Javier.

Katia me manifestó su decidida voluntad de entregar el archivo histórico de su familia a quien lograra formar un Museo para su conservación y estudio, con el fin de legar a las futuras generaciones el testimonio de una parte fundamental de nuestra historia local y nacional. Le prometí todo mi empeño para promover la fundación de ese Museo en San Javier, como depositario de tan importante archivo, y no me detuve hasta lograrlo.

Algunos años pasaron. A fines del 2006 regresé otra vez a San Javier para comunicarle a Katia que esta histórica finca Casa Blanca, antigua residencia de su bisabuelo Lubkov y símbolo de identidad de la comunidad rusa fundadora de San Javier, había sido adquirida por mí con el fin de convertirla en el tan anhelado Museo. La emoción de Katia no tuvo límites, y con la misma emoción cumplió su palabra, donando el archivo histórico completo para el novel Museo. El sueño más ansiado de sus últimos años de vida, se había cumplido.

Katia Kastarnov falleció en 2013. Su deseo personal de que la Casa Blanca fuera recuperada como Museo histórico, se convirtió también en mi propio deseo. Por estos motivos, sería hoy de mi mayor satisfacción entregar la primera de estas Medallas en homenaje a la memoria de Katia Kastarnov.

Le pedimos a su sobrina nieta Alejandra que reciba esta Medalla en memoria y representación de Katia Kastarnov, como signo de aprecio y agradecimiento."

==========



Guillermo Martínez Golovchenko recibe muy emocionado la Medalla "Oro de Ofir", de carácter póstumo, en memoria y representación de su madre Dª. Natalia Golovchenko (1927-2014)

NATALIA GOLOVCHENKO
(in memoriam)

"Natalia Golovchenko representó como un puente entre nuestro pasado familiar y el joven presente del Museo. Durante sus últimos años de vida, Natalia fue la decana de la familia Golovchenko, habiendo conocido personalmente a sus abuelos paternos Gerasim y Ekaterina Golovchenko, patriarcas de nuestra familia en Uruguay, así como a los hijos de éstos. De cada uno de ellos, su prodigiosa memoria recordaba interesantes anécdotas y testimonios, narrados siempre con buen humor, que supimos disfrutar en nuestros frecuentes encuentros.

Natalia Golovchenko falleció en el año 2014 a la edad de 87 años. Legó al Museo su archivo familiar, además de sus memorias y sus recuerdos más preciados. Contamos siempre con su apoyo y con su cálida compañía. Le pedimos a su hijo Guillermo, llegado desde Rivera con su familia especialmente para este acto, que reciba esta Medalla en memoria y representación de Natalia Golovchenko, como signo de aprecio y agradecimiento."


==========



María del Carmen Morganti recibe muy emocionada la Medalla "Oro de Ofir", de carácter póstumo, en memoria y representación de su madre Dª. Haydée Cabrera (1924-2013)

HAYDÉE CABRERA
(in memoriam)

"Haydée Cabrera, hermana de mi abuela materna, tuvo su hogar en esta localidad, y su hogar también fue el nuestro cada vez que visitábamos San Javier. En los días de nuestra infancia y juventud, siempre nos brindó su generosa hospitalidad, que, en mi caso, me permitió acercarme a apreciar el encanto de nuestra historia y de nuestras tradiciones locales.

Doña Haydée colaboró también con este proyecto de Museo: nos acompañó varias veces, a pesar de su avanzada edad, en las gestiones para la adquisición de esta finca. El aprecio y confianza que le tenían los anteriores propietarios de esta Casa contribuyó a allanar el camino de entendimiento con los mismos, representando un aval importante a favor de nuestra propuesta.

Su afectuosa compañía y su frecuente presencia en esta Casa fue siempre un gran estímulo para llevar adelante nuestra labor, contando también con el apoyo de sus hijas, especialmente María Magdalena y María del Carmen, a quienes hacemos extensivo nuestro reconocimiento y agradecimiento.

Doña Haydée falleció en el año 2013 a la edad de 89 años. Le pedimos a su hija María del Carmen que reciba esta Medalla en memoria y representación de nuestra querida tía Haydée como signo de aprecio y agradecimiento."

==========



Patricia Podchibiakin recibe la Medalla "Oro de Ofir", de carácter póstumo, en memoria y representación de su tío D. Mirón Volojov (1929-2012)

MIRÓN VOLOJOV
(in memoriam)

"Don Mirón Volojov fue un gran ejemplo viviente de modestia y candidez. Nuestro primer encuentro se produjo durante la inauguración de la Primera Sala del Museo, en el año 2008. Su vida transcurrió entregada al trabajo sacrificado del campo, en San Javier. Era nieto de don Mirón Gayvoronsky, cercano colaborador de Basilio Lubkov, uno de los más devotos fieles de la comunidad religiosa Nuevo Israel, y, por tanto, testigo presencial de la llegada de las familias rusas a este suelo uruguayo, hace hoy 105 años. En su carácter de tal, don Mirón Volojov fue no sólo heredero del nombre de su abuelo, sino también digno de la confianza de éste para que continuara su cargo como guardián del templo de la Sabrania de San Javier, puesto que ocupó con orgullo en sus últimos años de vida.

Mirón Volojov honró esta Casa con frecuentes visitas, durante las cuales entablamos una amistad entrañable, a pesar de la diferencia generacional. Preocupado por el destino de todas las memorias, documentos y enseñanzas recibidos de su abuelo, relativos a las doctrinas espirituales de la comunidad rusa de San Javier y a su proceso de fundación, creyó encontrar en esta Casa un seguro refugio para su importante archivo familiar.

Mirón Volojov falleció en el año 2012, a la edad de 82 años. Le pedimos a su sobrina Patricia, llegada desde Paysandú junto con su familia especialmente para este acto, que reciba esta Medalla en memoria y representación de nuestro querido don Mirón Volojov, como signo de aprecio y agradecimiento."

==========



Clara Chaparenko recibe muy emocionada la Medalla "Oro de Ofir" en representación de su madre Dª. Nina Semikin Orlova

NINA SEMIKIN ORLOVA

"La Sabrania de San Javier es uno de los lugares más emblemáticos de esta localidad, que conserva buena parte de la historia espiritual de Nuevo Israel, no sólo a través de un acervo documental importantísimo sino también a través de la memoria oral y colectiva de algunos fieles descendientes de aquella comunidad religiosa rusa que llegó en 1913 a fundar San Javier.

Doña Nina Semikin Orlova, con sus 97 años de edad, es actualmente la decana de estos incondicionales hijos de fundadores que han sabido mantener viva, con fidelidad y amor, la llama de las tradiciones espirituales que recibieron de sus mayores.

Representa para mí un gran privilegio haber disfrutado de estos diez años de aprendizaje junto a doña Nina, en su carácter de la más longeva descendiente de los fundadores de San Javier, visitándola en su casa o en las reuniones en la Sabrania, oportunidades invalorables para escuchar sus recuerdos y testimonios recibidos de sus mayores.

Por razones de salud, doña Nina no puede acompañarnos hoy personalmente. Le pedimos a su hija Clarita que reciba esta Medalla en representación de nuestra querida doña Nina Semikin como signo de aprecio y agradecimiento."

==========



Clara Chaparenko recibe por segunda vez la Medalla "Oro de Ofir", en esta ocasión, en nombre propio.

CLARA CHAPARENKO

"Clarita Chaparenko es responsable directa de haberme acercado a la Sabrania de San Javier, de haberme permitido conocer al grupo de fieles que allí se reúnen, depositarios de nuestra memoria oral colectiva, y de haberme permitido aprender la entonación de los antiguos cánticos y salmos de Nuevo Israel en idioma ruso.

Gracias a la firme iniciativa de Clarita, el pequeño grupo de fieles de la Sabrania, descendientes de los fundadores, retomó sus reuniones en el año 2008. Esta feliz iniciativa me permitió empezar a participar de sus reuniones. La prodigiosa memoria de Clarita conserva las melodías de muchos de los himnos y cantos espirituales originales de nuestros antepasados rusos, y con su voz firme, Clarita encabeza siempre la entonación de los cánticos durante las ceremonias de la Sabrania.

Clarita y su familia han estado siempre presentes y apoyando cada actividad de esta Casa, haciéndome sentir en todo momento como parte de su propia familia. Por estos motivos, le pedimos a Clarita que reciba también esta Medalla como signo de aprecio y agradecimiento."

==========




Viviana Gmurenko recibe la Medalla "Oro de Ofir" en representación de su abuela Dª. Matilde Norik

MATILDE NORIK

"Matilde Norik fue una de las primeras colaboradoras del Museo. Antes de su inauguración, aportó para el mismo, de forma espontánea y generosa, parte de sus recuerdos familiares, haciendo plena confianza en las manos que los recibían. 

Su familia fue una de las más fieles seguidoras de la comunidad Nuevo Israel. De hecho, su antepasado Fiodor Norik representó el papel de “Oro de Ofir” en la celebración histórica que mencionamos al principio. También su familia estaba emparentada con la familia Lubkov, por lo que sus relatos y memorias aportaron información importante para nuestras investigaciones sobre los fundadores de San Javier.

Quisiera con este homenaje retribuir a nuestra querida Matilde Norik su generosidad hacia el Museo y la hospitalidad que siempre recibí en su casa. Por razones de salud, Matilde no puede acompañarnos hoy personalmente. Por tal motivo, le pedimos a su nieta Viviana que reciba esta Medalla en representación de Matilde como signo de aprecio y agradecimiento."

==========



Beatriz Villagrán recibe la Medalla "Oro de Ofir" en representación de la Maestra Cristina García Banegas

CRISTINA GARCÍA BANEGAS

"La oportunidad de conocer la entonación de los antiguos himnos y cantos espirituales de Nuevo Israel, conservados oralmente por los fieles de la Sabrania, nos permitió desarrollar un ambicioso proyecto de investigación y registro de algunos de estos cantos rusos inéditos.

Fue muy acertada opción proponer la interpretación de estos cantos al Ensemble Vocal e Instrumental De Profundis, de la ciudad de Montevideo. En el año 2009 me puse en contacto con su directora, Maestra Cristina García Banegas, quien aceptó con entusiasmo el desafío de participar en nuestro proyecto musical en San Javier, el cual recibió el Premio Fondo Concursable para la Cultura 2010.

En la persona de la Maestra Cristina García Banegas, una de las organistas y directoras más destacadas del mundo, hacemos extensivo nuestro reconocimiento y agradecimiento a todos los integrantes del Ensemble De Profundis, que con su magistral labor artística han contribuido al rescate y realce de una parte fundamental de nuestro patrimonio cultural.

Por razones de viaje, Cristina García Banegas no puede estar presente hoy. Le pedimos a su amiga Beatriz Villagrán que reciba esta Medalla en representación de Cristina, como signo de aprecio y agradecimiento."

==========



En representación del Dr. Nicasio García Berisso recibe la Medalla "Oro de Ofir" su hijo Fabián, acompañado por su señora

NICASIO GARCÍA BERISSO

"La gesta de nuestro Museo ha sido, desde su mismo comienzo, una larga serie de desafíos casi invencibles. El primer escollo que había que superar, y el más importante de todos, era sin dudas la obtención de la finca Casa Blanca para sede del Museo y conservación del tesoro documental de la comunidad.

Con el ánimo de llevar adelante el compromiso asumido con Katia Kastarnov en 2003, decidí emprender el desafío de adquirir personalmente esta Casa Blanca. Comencé entonces negociaciones con los propietarios de la finca, que luego de un año de gestiones dieron el feliz resultado que todos conocemos.

El Escribano Dr. Nicasio García Berisso prestó sus servicios profesionales para la celebración del contrato de transmisión del dominio de la finca, desafío que también aceptó sin vacilar en cuanto solicité su asistencia jurídica. La intachable labor del Dr. García Berisso, digna de mi mayor confianza, fue imprescindible para el éxito de una gestión cargada de dificultades y contratiempos que supo dirimir con solvencia y aplomo.

Desde Marbella, España, el Dr. García Berisso, lamentando no poder estar presente, nos envía su fraterno saludo junto con su familia, que ha cruzado el Atlántico especialmente para acompañarnos en esta celebración. Le pedimos a su hijo Fabián que reciba esta Medalla en representación del Dr. García Berisso, como signo de aprecio y agradecimiento."

==========



Estela Golovchenko recibe la Medalla "Oro de Ofir" en representación de su hermana Lilián Golovchenko

LILIÁN GOLOVCHENKO

"El último homenajeado no es por ello el menos importante. Representa de alguna forma el comienzo de nuestro proyecto de Museo, aportando la inspiración de buena parte de nuestras ideas, y estableciendo oportunos nexos con las personas adecuadas.

Lilián Golovchenko me presentó a Katia Kastarnov y su importante archivo histórico. Fue también quien me sugirió la idea de intentar gestiones con la finca Casa Blanca para convertirla en Museo. Con este objetivo, me presentó a uno de sus propietarios, quien nos recibió en la Casa Blanca y nos mostró el edificio. Allí comenzó mi apasionamiento por esta Casa.

En años anteriores, Lilián había entrevistado a los más ancianos de la Colonia Rusa, tomando notas, recopilando relatos y memorias, consultando documentos, y transmitiéndome el cúmulo de sus recopilaciones como legado para el Museo, junto con el archivo documental más antiguo de nuestra familia.

Nuestra tía Lilián sembró en mí las semillas que han dado fruto en esta Casa. Su espíritu inquieto la llevó en su momento a profundizar en el estudio de nuestro pasado familiar y de la historia de nuestra comunidad. Su entusiasmo estimuló el mío; retomé sus pasos y decidí continuar todavía más lejos. Su búsqueda ha sido también la mía. Por tal motivo, quiero compartir especialmente con ella este Oro de Ofir que hoy brilla en nuestras manos: sin su estímulo germinal, yo no hubiera podido dar el primer golpe de pala en este suelo.

Por imprevistos de último momento, Lilián no puede acompañarnos hoy personalmente. Quisiera pedirle a su hermana, Estela, que reciba esta Medalla en nombre de Lilián como signo de aprecio y agradecimiento. Y en tu nombre, Estela, quisiera extender mi agradecimiento muy especial a toda mi familia, por su amor y por su apoyo constante, que me sostienen con fuerza en esta tarea.

Muchas gracias."


 
El Fundador del Museo junto a los homenajeados que recibieron la Medalla Conmemorativa "Oro de Ofir"



El Alcalde de San Javier Sr. Aníbal Facchin, el Diputado Nacional por Río Negro Sr. Constante Mendiondo, el Intendente Departamental de Río Negro (interino) Arq. Guillermo Levratto, el Fundador del Museo y el Diputado Nacional por Río Negro Dr. Omar Lafluf








ENTRADAS RELACIONADAS

Medalla "Oro de Ofir"


Nuestra Casa no recibe subvenciones del Estado, organismos públicos o privados, partidos políticos, empresas, asociaciones, iglesias ni particulares. Sus actividades, salvo que se indique expresamente lo contrario, se realizan mediante el patrimonio personal de su Fundador.

© 2018 Fotos: Paulinka Foto para
Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca"
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.





Medalla "Oro de Ofir"



Ofir era un símbolo espiritual muy importante para la comunidad rusa “Nuevo Israel”, fundadora de la Colonia San Javier en Uruguay. Así lo testimonian varios documentos históricos que se conservan en el archivo del Museo, de uno de los cuales extraemos y traducimos del ruso el siguiente fragmento:

“El Oro de Ofir es el tesoro del alma. El oro que está en las entrañas de la tierra es difícil de conseguir y no se presta fácilmente para su procesamiento. Del mismo modo, el Oro de Ofir se encuentra en los abismos del ser humano, en lo profundo de su alma, como germen de vida, como riqueza espiritual interior. Por lo tanto, el metal visible que tanto preocupó la mente de los hombres y que perturbó su paz convirtiéndolos en miserables esclavos, es, en comparación con este oro, polvo, cenizas y óxido. El que quiera adquirir Oro de Ofir, que no se puede robar, que no desaparece con el paso del tiempo, deberá sin duda dejar de perseguir las cosas inútiles e innecesarias de la vida terrenal. ¡Olvídate de las preocupaciones diarias! Porque la riqueza de la tierra es polvo, cenizas, óxido. Adquiere el Oro de Ofir, que es la riqueza espiritual, el tesoro del alma.”

El 31 de Mayo de 1922 la comunidad rusa de San Javier celebró una solemne ceremonia religiosa en la cual se representó una escena bíblica inspirada en la historia del rey Salomón y de la construcción del Templo de Yahvé con tesoros traídos del mítico reino de Ofir. El documento recién citado, titulado "Божественный город Офир" ("La Ciudad Divina de Ofir") contiene el relato de la ceremonia y los textos doctrinarios leídos en la representación bíblica, escritos por Basilio Lubkov, guía espiritual de la comunidad rusa de San Javier.

Asimismo, Lubkov compuso especialmente para esa ceremonia un nuevo “Canto de Sión” titulado Ликуйте от радости (Regocijáos de alegría”), canto que todavía hoy los descendientes de los fundadores rusos de San Javier siguen entonando al finalizar sus ceremonias tradicionales.

De acuerdo con el relato bíblico (1 Reyes, 10; 2 Crónicas, 2 y 9), el Templo de Salomón es la nueva Casa de Yahvé que este rey hizo construir en Jerusalén. De forma análoga, para la comunidad rusa “Nuevo Israel”, Ofir representaba el nuevo reino de abundancia y riqueza espiritual que, a semejanza del Ofir bíblico, habían descubierto en estas exóticas tierras de Uruguay.

Se conservan también fotografías tomadas frente a nuestra Casa Blanca el mismo día de aquella ceremonia religiosa, en las cuales aparece el nombre ОФИР (OFIR), en caracteres cirílicos formados con rosas y ramos de hojas.

Rescatándolo del olvido, hemos retomado el símbolo espiritual de “Ofir”, exclusivo de la historia de la Colonia Rusa San Javier y muy estrechamente vinculado a nuestra Casa, como inspiración para crear la Medalla “Oro de Ofir”, conmemorativa del 10º Aniversario del Museo.

Manuscrito "Божественный город Офир" ("La Ciudad Divina de Ofir"), que documenta la ceremonia religiosa celebrada en San Javier el 31 de Mayo de 1922 (Archivo histórico del Museo)

Miembros de la Comunidad Rusa "Nuevo Israel" al frente de la Casa Blanca de San Javier. Foto tomada el 31 de Mayo de 1922 (Archivo histórico del Museo)

Miembros de la Comunidad Rusa "Nuevo Israel" al frente de la Casa Blanca de San Javier. Foto tomada el 31 de Mayo de 1922 (Archivo histórico del Museo)


Descripción y simbología de la Medalla “Oro de Ofir”

La Medalla “Oro de Ofir” es creación personal del Fundador del Museo. Teniendo únicamente un fin conmemorativo, histórico y de reconocimiento a título personal, no representa a ningún Estado, gobierno, asociación, partido o iglesia.

La Medalla tiene 50 milímetros de diámetro. Está acuñada en cobre con un baño de oro 24 kilates. Presenta un centro circular con la palabra ОФИР (OFIR) en caracteres cirílicos. Alrededor del mismo, lleva la inscripción ЛИКУЙТЕ ОТ РАДОСТИ СЫНЫ СИОНА (“Regocijáos de alegría, hijos de Sión”), que es el primer verso del canto espiritual compuesto en San Javier en 1922. Se completa la Medalla con una doble corola de ocho pétalos cada una: la primera corola, esmaltada de blanco, contiene cuatro estrellas de oro formando una cruz; la segunda corola lleva sus pétalos de oro. Por detrás de la Medalla asoman ocho puntas esmaltadas de rojo. La Medalla pende de una cinta de seda de color bermellón. En el reverso lleva grabado el nombre de su destinatario y el año de acuñación.

Colores

Tres son los materiales preciosos del mítico reino de Ofir simbolizados en los colores de la Medalla.

ROJO. El esmalte rojo representa la madera de sándalo. Con la madera de sándalo (Santalum album), de color rojizo y agradable perfume, habitualmente se identifica a la madera que el rey Salomón hizo traer desde Ofir para la construcción de las vigas del Templo y de su palacio en Jerusalén, así como para la construcción de arpas y salterios. “Nunca jamás vino semejante madera de sándalo, ni se ha visto hasta el día de hoy” (1 Reyes 10:12).

BLANCO. El esmalte blanco representa el marfil. Del marfil de elefante, traído desde Ofir, construyó Salomón el trono de su palacio, que contaba con seis gradas, con doce leones esculpidos sobre las mismas, y otros dos leones a los lados del trono. “En ningún reino se fabricó jamás obra como ésta” (1 Reyes 10:18).

ORO. El baño de oro representa al mismo metal: el oro de Ofir. Con el oro finísimo que se traía en cantidades fabulosas desde el reino de Ofir, revistió Salomón todas las paredes, puertas y pavimentos del Templo, tanto como el altar que estaba delante del Santísimo, mesa, candelabros, lámparas y demás utensilios de la Casa de Yahvé. “Y fueron a Ofir, de donde tomaron cuatrocientos veinte talentos de oro que trajeron al rey Salomón” (1 Reyes 9:28).

Formas

TIMÓN (Riqueza moral). Las ocho puntas esmaltadas de rojo que asoman por detrás de la Medalla representan los rayos de una rueda de timón. Este elemento naval simboliza el sacrificado viaje migratorio, a través del océano, que la comunidad de familias fundadoras de San Javier emprendió desde Rusia hace 105 años, unidos por una fuerza inquebrantable, a comenzar una nueva vida en tierra extranjera.

FLOR (Riqueza material). La forma de la Medalla recuerda a una flor con doble corola de ocho pétalos cada una. Representa el trabajo agrícola, especialmente el cultivo de la flor de girasol, que constituyó el principal sustento y la riqueza económica de la comunidad rusa en San Javier.

CRUZ DEL SUR (Riqueza espiritual). La constelación de la Cruz del Sur, faro de los navegantes, guió la marcha de las familias rusas fundadoras de San Javier no sólo en sentido literal –simbolizando el Hemisferio Austral, en donde se radicaron, sino también en sentido espiritual, pues representa al mismo tiempo la Fe Cristiana de la comunidad rusa “Nuevo Israel”.

Interpretación

La travesía naval es figura universal de las tribulaciones de la vida humana. La nave espiritual por excelencia es el Arca de Noé, símbolo de salvación sobre la muerte del Diluvio. El número 8, presente en los pétalos y puntas de la Medalla, representaba en algunas primitivas simbologías cristianas la Salvación y la Resurrección, tanto la Salvación de la Humanidad a través del Arca de Noé –porque ocho fueron los que en ella se salvaron para repoblar la tierra, como la Resurrección de Cristo, nueva Arca que resucitó al octavo día de la Pascua y que salvó a la Humanidad de la muerte eterna.

La imagen de arca o nave de salvación alude particularmente a nuestra Casa, porque en ella salvamos del naufragio del tiempo, la ignorancia y el prejuicio los tesoros espirituales de nuestros antepasados rusos, y les damos nueva vida y vigencia a través de las nuevas generaciones, honrando con esto su memoria y su sacrificio.

Celebramos pues con esta Medalla “Oro de Ofir”, conmemorativa de nuestro 10º Aniversario, la resurrección a una nueva etapa de vida.

“Después de lo cual llegó esta palabra de Yahvé a Salomón: Me agrada esta Casa que estás edificando; si tú siguieres mis leyes, y cumplieres mis preceptos, y observares todos mis mandamientos, practicándolos, entonces Yo cumpliré contigo mi promesa que he dado a David, tu padre; y habitaré en medio de los hijos de Israel, y no abandonaré a Israel, mi pueblo.”
(1 Reyes 6:11-13)



ENTRADAS RELACIONADAS
Nuestra Casa no recibe subvenciones del Estado, organismos públicos o privados, partidos políticos, empresas, asociaciones, iglesias ni particulares. Sus actividades, salvo que se indique expresamente lo contrario, se realizan mediante el patrimonio personal de su Fundador.

© 2018 Fotos: Paulinka Foto y
Museo de la Diáspora Rusa "Casa Blanca"
Los textos y fotografías se pueden citar indicando la fuente.




sábado, 5 de mayo de 2018

Concierto de Canciones Rusas “О любви и ностальгии” (“De amor y nostalgia”) con ocasión del 10º Aniversario del Museo


Comenzando las celebraciones con motivo del 10º Aniversario del Museo de la Diáspora Rusa “Casa Blanca” en la Colonia Rusa San Javier (Uruguay), su fundador Nicolás Golovchenko Villagrán ofreció un espectáculo musical para agasajar a los incondicionales y más allegados amigos del Museo. La cantante Norma Karamán, nativa de San Javier y actualmente residente en Génova, Italia, llegó para obsequiar un repertorio de trece canciones tradicionales y populares rusas, siendo virtuosamente acompañada por el bandoneón a cargo de la Maestra concertista Teresita Godoy, de la ciudad de Paysandú.

El clima mejoró justo a tiempo para que nuestros amigos invitados se congregaran junto a la terraza de la histórica Casa-Museo a disfrutar del espectáculo. Norma Karamán abrió con una Казачья песния (“Canción Cosaca”), continuando con Мой костёр (“Mi hoguera”); Ивушки (“Sauces”); Отговорила роща золотая (“El bosque dorado”), con letra del gran poeta ruso Serguey Esenin; У церкви стояла карета (“Junto a la iglesia esperaba una carreta”); Тополя (“Álamos”); Хризантемы (“Crisantemos”); Подмосковные вечера (“Tardes de Moscú”), entre otras, finalizando con la universalmente conocida Катюша (“Katiusha”), que fue coreada por todos los presentes.

Momento de mayor emoción se produjo con la canción Бабушка ("Abuelita"), que fue dedicada por la cantante a su abuela doña Nina Semikin, actualmente la más longeva descendiente de los fundadores rusos de San Javier, y que por razones de salud no pudo estar presente. En su persona también homenajeamos a todas las abuelas, con especial recuerdo de nuestra abuela Amelia Fernández de Golovchenko, cuya pérdida lamentamos recientemente.

Las tradicionales melodías rusas fueron propicias para evocar amores y nostalgias, rememorando estos primeros diez intensos años de vida y labor de rescate del patrimonio histórico y cultural de la Diáspora Rusa en Uruguay, y recordando también a los seres queridos y amigos que han honrado nuestra Casa a lo largo de una década y que ya no se encuentran entre nosotros.

El Intendente Departamental de Río Negro, Ing. Agr. Oscar Terzaghi, envió un mensaje en el cual, “agradeciendo la deferencia de haber sido invitado al 10º Aniversario del Museo de la Diáspora Rusa “Casa Blanca”, lamenta que por motivos de agenda se ve impedido de asistir a tan importante celebración, siendo representado por la Sra. Directora de Cultura Estela Golovchenko por intermedio de quien saluda a su fundador Sr. Nicolás Golovchenko Villagrán con los mejores deseos de continuidad y crecimiento en el rescate de los valores y principios de la diáspora rusa.”

Por su parte, el Sr. Cónsul de Ucrania en el Uruguay, Dr. Diego Guadalupe, envió una emotiva nota al Fundador donde destacó: “El Museo y la celebración son muestras de la excelente integración de las colectividades de inmigrantes de distintos orígenes, incluidas las eslavas, en Uruguay, tierra de paz, con firme deseo de que ésta reine en toda la tierra. El desafío y la misión que usted desarrolla en el Museo son ejemplo para todos, manteniendo la singularidad de la memoria de la comunidad, y fuente de inspiración al trabajo serio y de investigación que usted encarna. Reciba usted mis excusas al no poder asistir, lo cual lamento profundamente.”

El Sr. Embajador de Rusia en Uruguay, Nikolay Sofinskiy, excusó amablemente su imposibilidad de asistir por compromisos previamente asumidos.

Con este Concierto, el primero de una serie de actos conmemorativos del 10º Aniversario, se reabre al público la histórica Casa-Museo, dando inicio a una nueva y animosa temporada de actividades.


GALERÍA DE FOTOS

El Fundador del Museo presenta el Concierto de Canciones Rusas “О любви и ностальгии” (“De amor y nostalgia”).

Norma Karamán acompañada por el bandoneón de la Maestra Teresita Godoy.

El palio de jazmines de la Casa-Museo enmarcó la actuación musical.

Un ramo de crisantemos para doña Nina, abuela de la cantante, y un homenaje a todas nuestras abuelas.


Las artistas reciben ramos de flores y la ovación del público.

En representación del Gobierno Departamental de Río Negro, estuvo presente la Directora de Cultura Estela Golovchenko.

Luego de la actuación, el anfitrión brinda con los entusiastas amigos del Museo.

Con Clarita Chaparenko, Nina Pasiecznik, Elena Duque y Chiquita Silva.

Con Alicia Maristán, LarisaOlga Avguchenko, Teresita Godoy, Magdalena Morganti, Gladys Silva, Elena Duque y Chiquita Silva.

Con Norma Karamán, Teresita Godoy, Olga Jodus, Adela Bondarenko, Elena Roslik y Nelly Chulak.

Con Clarita Chaparenko y las concertistas.

Con Norma Karamán, Mary Zabalkin, Leo Lorduguin, Iván Zagorodko y Alejandro Estrada.

Con María del Carmen Morganti.

Con el artista local Spencer y Vladimir Roslik.

Con Omar Karamán, Clarita Chaparenko, Norma Karamán y Leo Lorduguin.

Con la concejal Shirley Cirone.

Con Rodolfo Golovchenko y Lourdes Magnoni, incansables colaboradores del Museo.